Centro para el

TRATAMIENTO QUIRURGICO DE LA OBESIDAD

Puebla

(222) 239 6549
 

Procedimientos Practicados

Colecistectomía

La extracción de la vesícula biliar es una de las más frecuentes cirugías llevadas a cabo en Estados Unidos. Hoy, la mayoría de las cirugías de vesícula son realizadas laparoscópicamente. El nombre médico de este procedimiento es Colecistectomía Laparoscópica.

  • En vez de una incisión de cinco a siete pulgadas (13 – 18 cm), la operación requiere solamente cuatro pequeñas aperturas en el abdomen.
  • El paciente usualmente tiene mínimo dolor postoperatorio.
  • El paciente usualmente experimenta una recuperación más rápida que los pacientes operados con la cirugía tradicional de vesícula. La mayoría de los pacientes regresan a su hogar en un día y disfrutan un rápido retorno a las actividades normales.

Esta cirugía se realiza para extirpar una vesícula biliar enferma o lesionada. La daño inadvertido habitualmente es provocada por una infección o inflamación. El daño a menudo se debe a cálculos biliares , que son cristales de bilis que se pueden formar en la vesícula biliar. A veces, estos cálculos se atascan en los conductos por los cuales fluye normalmente la bilis. Este bloqueo de los conductos puede dañar la vesícula biliar y el hígado.

Acerca de la operación

Bajo anestesia general, el paciente va estar dormido durante la cirugía.
Usando una cánula (tubo delgado) el cirujano entra al abdomen en la región del ombligo.
Un laparoscopio (un fino telescopio) conectado a una cámara especial es introducido a través de la cánula, dando al cirujano una imagen magnificada de los órganos internos del paciente sobre una pantalla de televisión.
Otras cánulas son insertadas para permitirle a su cirujano separar delicadamente la vesícula de sus adherencias y extraerla a través de una de las aperturas.
Muchos cirujanos realizan una radiografía, llamada colangiografía, para identificar cálculos los cuales pueden estar localizados en la vía biliar o asegurar que las estructuras anatómicas han sido identificadas.
Si el cirujano encuentra uno o más cálculos en el colédoco, él puede extraer(los) usando un endoscopio especial, puede decidir extraerlos después usando otro procedimiento mínimamente invasivo o puede convertirla a una cirugía abierta con el objeto de extraer todos los cálculos en esta cirugía.
Después de que el cirujano ha extraído la vesícula, las pequeñas incisiones son cerradas con un punto o dos, o con una cinta quirúrgica.

Seguimiento postoperatorio

La presencia de fiebre, color amarillo en los ojos o la piel, empeoramiento del dolor abdominal, distensión, nausea y vómito persistente, o drenaje por alguna de las heridas son indicaciones de que alguna complicación puede haber ocurrido. Usted debe contactar a su cirujano en estas circunstancias.

Usted puede solicitar una cita de control dentro de dos semanas después de la cirugía, aún si su postoperatorio ha cursado sin problemas.

Recuperación de la operación

La extracción de la vesícula biliar es una cirugía abdominal mayor y cierta cantidad de dolor se puede sentir. La nausea y el vómito no son infrecuentes.
Una vez los líquidos o la dieta son tolerados, los pacientes abandonan el hospital el mismo o al otro día de la cirugía laparoscópica de la vesícula biliar.
La actividad depende de cómo el paciente se sienta. El caminar es aconsejado. Los pacientes pueden retirarse sus vendajes y bañarse al día siguiente de la cirugía.
Los pacientes probablemente serán capaces de regresar a sus actividades normales dentro de una semana, incluyendo, conducir carro, subir escaleras, levantar objetos livianos y trabajar.
En general, la recuperación es progresiva desde cuando el paciente retorna a su hogar.

Preparaciones para a la operación

Antes de la cirugía, usted debe permanecer en ayuno de líquidos y sólidos desde la media noche del día anterior.
Usted debe bañarse la noche anterior o en la mañana de la cirugía.
Si usted tiene dificultad para sus movimientos intestinales, un enema o alguna preparación similar podría ser usada después de consultar con su cirujano.
Un requieren exámen preoperatorio puede ser requerido de acuerdo a su edad y condición médica.
Si toma alguna medicación diariamente, discuta con su cirujano si él desea que tome alguna medicación en la mañana de la cirugía con un sorbo de agua. Si usted toma aspirina, adelgazantes de la sangre o medicación para artritis, usted necesita discutir con su cirujano el tiempo apropiado para suspender estas drogas antes de la cirugía.

Su cirujano le pedirá que firme un formulario de consentimiento. Esto confirma que entiende los riesgos, beneficios, posibles alternativas para el procedimiento y ha dado su permiso para que pueda seguir adelante.

Su cirujano le pedirá que firme un formulario de consentimiento. Esto confirma que entiende los riesgos, beneficios, posibles alternativas para el procedimiento y ha dado su permiso para que pueda seguir adelante.

¿Cuales son los riesgos?

Existen riesgos relacionados a cualquier clase de operación, la gran mayoría de los pacientes de colecistectomía laparoscópica experimentan pocas o no complicaciones, y rápidamente retornan a sus actividades normales. Es importante recordar que antes de sufrir cualquier tipo de cirugía (bien sea laparoscópica o abierta), usted debe preguntar a su cirujano a cerca de su experiencia y entrenamiento. Los riesgos de colecistectomía laparoscópica son menores que los riesgos de dejar una condición sin tratamiento.

Las complicaciones de la Colecistectomía Laparoscópica son infrecuentes, pero pueden incluir sangrado, infección, neumonía, coágulos de sangre o problemas cardiacos. Una daño inadvertido inadvertida de una estructura aledaña como el colédoco o el duodeno puede ocurrir y puede requerir otro procedimiento para repararla. Han sido descritas fugas de bilis al abdomen proveniente de los conductos que llevan la bilis desde el hígado hasta el duodeno.

   
Asociación
Mexicana
de Cirugía
Endoscópica
Colegio Mexicano de Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas Colegio Mexicano
de Cirugía de la Obesidad
y Enfermedades Metabólicas
© Copyright 2013, Dr. Gustavo Theurel Vincent Aviso de Privacidad